lunes, 17 de septiembre de 2012

Escaleras y serpientes

Una pregunta que le hicieron al amigo Pastor_Mora en Twitter sobre Chutes & Ladders me disparó dos recuerdos, uno más remoto que el otro.

Comencemos por el más reciente: hace unos cuantos años llegó a nuestras manos una caja con el prometedor título de "25 SUPERJUEGOS REUNIDOS". Se trata de un compilado de distintos juegos clásicos -ajedrez, damas, ruleta, la Oca - apiñados a lo Biblia y Calefón con otros que parecen haber sido creados específicamente para la colección.


Foto gentileza de www.todocoleccion.net

Este ejemplar es el más modesto de una serie; en distintas jugueterías hemos visto 35, 45 y hasta 100 Superjuegos. El enfoque "al por mayor" pueda encontrar reparos atendibles entre los jugadores más cuidadosos de las formas como uno, pero lo cierto es que es difícil negar las ventajas desde un punto de vista costo-beneficio, sobre todo pensando en los más pequeños y en la relativa calidad de los componentes. La caja incluye varias fichas genéricas de plástico coloreado que sirven para los distintos juegos, además de las piezas especiales necesarias para el ajedrez y las damas, una ruletita y cuatro cubiletes plásticos. Todo, hay que aclarar, de tamaño bastante reducido. También vienen varios tableritos reversibles -con un juego de cada lado- confeccionados en cartón laminado de rigidez aceptable. Por último, un manual simple incluye las reglas básicas de todos los juegos.

Entre los 25 estaba una versión de Escaleras y Serpientes (Snakes & Ladders), un juego que a lo largo de los años recibió muchos nombres y hemos visto recreado en muchas variantes diferentes. El objetivo es la simpleza en sí misma: recorrer varias casillas hasta llegar a la meta. En el camino hay ciertos espacios especiales que permiten "subir" a una posición más adelantada (los que muestran escaleras) o "bajar" a una anterior (presumiblemente, mediante la dudosa técnica de descolgarse por una serpiente, o en forma más civilizada por un tobogán en la versión "Chutes"). Dependiendo de la longitud de la escalera o la serpiente, mayor será el avance o el retroceso. El primer jugador en llegar a la meta gana.

Como se puede adivinar por lo primitivo de la mecánica, el juego es en realidad antiquísimo. De origen indio,  como el Ludo/Parchís, el Moksha-Patamu tenía originalmente una concepción moral y simbólica. Ilustraba las idas y venidas del alma en su lucha por evitar los vicios y avanzar por medio de la virtud para lograr el Moksha, es decir la liberación del ciclo de reencarnaciones (Saṃsāra).

Moksha-Patamu, el original indio

No teníamos idea de esta historia cuando recibimos los Superjuegos, pero pronto tuvimos la oportunidad de experimentar las dificultades del camino angosto y virtuoso. A Fran, de 4 años entonces, le gustaban muchos de los juegos del paquete, pero Escaleras y Serpientes era otra cosa, de este estaba enamorado perdidamente. Una y otra vez nos pedía jugar y ¿cómo negarnos? Ahí estábamos, viendo cómo asimilaba sus primeras matemáticas con el dado y reírse o quejarse según el dictado de la suerte. Pero con toda la voluntad que le pusimos, después de unas cuantas partidas ya temíamos el momento de escuchar su vocecita demandante y empezábamos a poner excusas. No es que estemos orgullosos...

Pero es que E&S es un juego que algunos podrían llamar sádico. Consideremos algunos aspectos. En primer lugar, es absolutamente automático, ya que el jugador carece de un mínimo control sobre los acontecimientos. El destino está determinado por el dado. Ya de por sí el tener que reanudar el camino UNA Y OTRA VEZ desde un casillero previo es un ejercicio en paciencia y frustración, pero además las serpientes cuyo único objetivo es retrasarnos van del tipo culebra corta a auténticas pitones que pueden forzar al jugador a desandar decenas de espacios. No contento con esto, este es uno de esos juegos donde el jugador debe sacar el número exacto en el dado para alcanzar la última casilla, y si se excede debe "rebotar"; es decir volver la cantidad de espacios excedentes. De más está decir que en esta "zona de peligro" de 5 espacios siempre hay alguna serpiente esperando con la boca abierta, y cuya longitud depende exclusivamente de la crueldad del diseñador de la versión que estemos jugando.

El resultado es que la duración de una partida de E&S es muy difícil de predecir. Las nuestras podían estirarse tranquilamente a una hora, y decimos una hora de arrojar el dado y esperar nuestro siguiente turno, rogando mentalmente un final rápido. Ciertamente no la actividad más estimulante. A Fran 4.0, por otro lado, el tema del tiempo no parecía afectarlo en lo absoluto, y con razón, porque para eso uno es niño y puede vivir en el presente sin relojes fastidiosos.

Pero decía al principio que tenía dos recuerdos asociados. El segundo es de mi propia preadolescencia, cuando cayó en mis manos la versión comercial argentina de este juego. Se llamaba MOKSHA y había sido publicado por la legendaria KIPO'S. Recuerdo vagamente los componentes y la tapa, de fondo azul con letras bien grandes -típico en Kipo's- y donde se anunciaba también que este era parte de una serie llamada "Juegos del mundo". Esta edición reconocía abiertamente el origen indio del juego y presentaba una experiencia con componentes de calidad. El gameplay, para bien o para mal, no había sido modificado. No obstante, recuerdo que lo disfrutábamos más de lo esperable; tal vez las escaleras y serpientes estaban distribuidas de una forma más favorable a la jugabilidad y menos frustrante.

Extrañeza de las extrañezas, sin embargo, el Moksha parece ser un completo desconocido para Internet. No tuve suerte buscando información o imágenes del juego, y sin embargo tengo testigos de que de hecho existió y no es el fruto de un mal sueño. Como tantos títulos de Kipo's parece haberse vaporizado. Si alguien puede aportar alguna imagen o dato, estaremos agradecidos.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Tengo la versión de Escaleras y Toboganes que incluye 2 toboganes tridimensionales, para encastrar-. Siempre me ha parecido un juego bastante original entre los meramente azarosos. Pero si bien mi versión ha dejado a los ofidios de lado, las características mencionadas (exactitud exigida para salir, toboganes que hacen retroceder decenas de casillas, imposibilidad de compartir dos fichas la misma casilla, etc.) hacen que comparta -y hasta exagere- la opinión de Charles: a veces las partidas se hacen tediosas.
Con mis hijas encima hemos pasado al "siguiente nivel", el cual permite jugar con un equipo de fichas (bolitas, en realidad): el que las saca TODAS gana. Si bien aporta condimentos reglamentarios y hasta dinámicos, ¿¡se imaginan cuánto puede extender el juego!?

Charles dijo...

Estimado MAD: Debo informarte que este blog se rige por la regla de Internet pocas veces escrita pero generalmente presupuesta que reza "link or it never happened", o en su variante más ruda "link or GTFO". Dejaré la traducción del acrónimo como tarea para el hogar y me limitaré a señalarte la necesidad de apoyar con datos o imágenes concretas cualquier aseveración audaz o alocada. Por ejemplo, la de la existencia de un Escaleras y Toboganes tridimensional, que mi mente se niega a aceptar o siquiera intentar visualizar. Agradezco tu contribución a la cultura general y a mi continuo proceso de desasne. :-)
Un abrazo, C.

Eurojuegos dijo...

+1 para un link arqueológico de esa maravilla en 3D! :D

Pensándolo bien, me parece muy piola agregarle más fichas, por más que parezca que hace el juego más largo, porque puede agregarle la DECISION que el juego original carece por completo.

Es decir, si tirás el dado, podés decidir cuál de tus fichas movés, y no necesariamente resignarte a ver tu única ficha descolgarse por la liana serpiente hasta el inicio otra vez (tal vez me lo estoy imaginando y no es así realmente como funciona, pero estaría piola si fuera así).

Uno de los juegos más inteligentes (sino el único) con la mecánica de tirar y mover es el Backgammon, justamente por esa razón. Si bien no tenés control de los dados, tenés decisión sobre qué hacer con ellos. Primero tirás, después decidís. Eso es aleatoriedad, no azar. Si primero decidís que hacer (como atacar en el TEG) y después los dados deciden por vos cómo te fue, eso termina siendo muy frustrante (puro azar).

Gracias Charles por compartir estos recuerdos :)

Anónimo dijo...

Es exactamente como piensa Eurojuegos. Más fichas (bolitas) agrega táctica debido a que permite elegir qué bolita mover, lo cual está muy ligado a una regla que desconozco si pertenece al juego original: dos fichas no pueden ocupar la misma casilla (lo cual además en el "Sube y baja" de bolitas es imposible...):

Como el editor no permite subir imágenes, enlaces probatorios de tridimensionalidad:

https://docs.google.com/open?id=0B03fAjsFgKM6ZzlJT050WW5MQmc

https://docs.google.com/open?id=0B03fAjsFgKM6NlVYaC00b010ZVE

Caja del juego: https://docs.google.com/open?id=0B03fAjsFgKM6c3JfVVV6azA4ZjA